VESPELLA DE GAIÀ CEMETERY
/

Type of project: Public buildings
Project: Vespella Gaia graveyard
Location: Tarragona, Spain
Status: Competition
Delivery: April 2007
Client: Tarragona
Built up area: 50.000 m2
Project team: N. Toribio, C. Zappulla with E. Rovira, M. Tepedino
Collaborators: Giuliana Di Mauro, Chiara Gortani, Tatyana Voskresenskaya

What kind of relationship do we want to establish between living and dead people?

Every culture, from its very foundation, has defined its own way of reacting to the consequences of death.

The departed represents the object of prayer and devotion to living people and the way his or her body is preserved vary according to different cultures.

In our culture, possibly because of the influence of Catholicism, the most common way of preserving a dead body is its burying in the earth.

We can find interesting ancestral references in the Etruscan tradition, whereby the tombs were considered as houses for the dead and built in a cylindrical shape covered by land and vegetation.

Another key point for funeral architecture is the way natural light is treated. The light coming from the ceiling represents not only the natural illumination of the space, but also the connection between life and afterlife, and at the same time it works as a sun-clock introducing the time factor inside the space. The Pantheon in Rome is an obvious reference.

For all the mentioned reasons, we described two main strategies:

The first one employs crater type tombs:

1-Craters with a cluster of tombs on the floor
2- Craters in which the center is occupied by a columbarium.

Through excavations we generated a series of craters where the visitors reach a lower level and find themselves isolated from the surroundings, in a situation of deep intimacy with the dead. Only the sky can be seen from the inside of the crater.

The second strategy is based on the introduction of built objects, a series of micropantheons hosting family tombs. These objects could be considered either as small tholos or as a big funerary amphora.

Besides these two main elements, we designed the cemetery church, following the same generative rules and introducing, as an exception, the possibility of merging volumes. In this way we managed to generate singularity in this clustering system.

The result of the operation is transforming a cemetery into a landscape for meditation and contemplation.

CEMENTERIO DE VESPELLA GAIÀ

Categoría de proyecto: Edificios Publicos
Proyecto: Cementerio de Vespella Gaia
Localización: Tarragona, España
Estado de proyecto: Concurso
Fecha de entrega: Abríl 2007
Cliente: Ayuntamiento de Tarragona
Superficie construida: 50.000 m2
Equipo de proyecto: N. Toribio, C. Zappulla con E. Rovira, M. Tepedino
Colaboradores: Giuliana Di Mauro, Chiara Gortani, Tatyana Voskresenskay

01_fundamentos teóricos:
La observación del programa funerario y las caracteríticas especiales del emplazamiento, nos conducen a una reflexión en torno a la teoría plástica del wabi-sabi.
Esta teoría persigue un ideal estético basado en la puesta en valor de la experimentación del paso del tiempo como base fundamental del proceso de creación artística.
El nuevo Cementerio de Vespella de Gaià se plantea como un sistema estético global.
Su visión del mundo y del universo, es referencial en sí mismo.
Proporciona una aproximación integrada a :
– La naturaleza esencial de la existencia, metafísica.
– El conocimiento sagrado, espiritualidad.
– El bienestar emocional,estado de ánimo.
– La visión o percepción de las cosas, materialidad.

Partiendo de los principios teóricos expuestos, se llega a un sistema arquitectónico y paisajístico con las siguientes características:

01.Ámbito de actuación:
Se plantea un desarrollo preciso del espacio privado, íntimo y centrado en proporcionar una visión intuitiva del mundo.

02.Dimensión social:
Se establecen soluciones idiosincrásicas y personales basadas en la generación de espacios exteriores públicos y piezas arquitectónicas privadas únicas cuyo objetivo es satisfacer las necesidades de unas manifestaciones socioculturales determinadas por medio de la cración de un paisaje artificializado.
Con esto, se optimiza el uso de los espacios funerarios para dotarlos de una peculiar dimensión democrática.

03.Morfología:
Se apuesta por una ordenación controladamente orgánica de la forma a tarvés de las gestos suaves, imprecisos, desdibujados o atenuados. Tal como les sucede a las cosas cuando se acercan a la nada -o provienen de ella-. Lo que habían sido aristas cortantes se transforman en superficies suavemente moldeadas.
Frente a la caja como metáfora rectilínea, precisa y contenida promulgada por el Movimiento Moderno, planteamos el cuenco como metáfora de forma libre abierta hacia el cielo.

04.Materialidad:
Se establece una materialidad arquitectónica que alude a los procesos naturales de alteración de la materia, como mecanismo de expresión del paso del tiempo; empleandose materiales que son visiblementes sensibles al discurrir de la temporalidad.
Se registra el sol, la lluvia, el calor y el frío, en un lenguaje de decoloración, óxido, deslustre, manchas, torsión, contracción, marchitamiento y grietas. Lo que habían sido colores intensamente brillantes, se diluyen en tonos terrosos y matices difuminados.
La construcción es enérgica y sin refina,r producida con materiales que poco antes se encontraban en su estado original en la tierra, es rica en texturas rugosas y sensaciones táctiles ásperas.
La materialidad de la arquitectura se concentra sobre la simplicidad máxima. La nada es la simplicidad absoluta, pero antes y después de ella, la simplicidad no es tan simple. Se trata de reducir hasta la esencia, pero sin extraer la poesía de los espacios. Depurar pero no esterilizar, manteniendo la arquitectura en un estado emocionalmente cálido, nunca frío.

02_ ordenación del territorio:
El proyecto de cementerio, supera las necesidades méramente funcionales o religiosas, incorporando una nueva dimensión paisajística y ‘social’ .
Un cementerio se desarrolla con una dimensionalidad que plantea la posibilidad de ser habitado por la materialización de la muerte-enterramiento- y al mismo tiempo ser un espacio incomparable para ser ‘vivido’.
Es un espacio de la muerte recorrido por los vivos, proporcionando la experiencia surrealista de un espacio natural, metafísico y sin referencias.
De la necesidad de dignificación del hombre después de la muerte, a través de su incorporación definitiva al ciclo natural, surgen en la historia ejemplos en los que el acto del enterramiento es un especial modo de generar paisaje a través de la arquitectura funeraria.
Para el cementerio de Vespella se establece una actuación en el paisaje que defiende un paisajismo positivo que huye de sistemas miméticos de ocupación del territorio. Es posible intervenir respetuosamente en el espacio natural por medio de la generación de un lenguaje formal orgánico nuevo que no trata de imitar sino de insertarse en el entorno por medio del diálogo.

03_ tipologías arquitectónicas:
La idiosincrasia de las sociedades humanas se manifiesta por medio la emotividad.
Por ello se ha buscado una respuesta arquitectónica generadora de un marco propicio al modo en el que el hecho de la muerte, es vivido en la cultura catalana.
La intimidad, la introspección y la discrección son valores a ser potenciados, generando lugares recluídos, privados, ascéticos.
Alejados de la parafernalia del paganismo grandilocuente.
Se supera el carácter monumentalista de la arquitectura funeraria, para crear lugares envolventes y uterinos en los cuales vivir en recogimiento el dolor de la muerte.
Una vez dentro de estos espacios, perdemos toda percepción de la contingencia del paisaje, para introducirnos en un ámbito de total abstracción, definido por unos taludes anulares que nos abrazan acogiendonos en el seno un recinto aislado en el que sólo tenemos la visión ascendente y espiritual del cielo.

CIMINTERIO DI VESPELLA GAIÀ

Categoria di progetto: Edificio pubblico
Progetto: Cimitero di Vespella Gaia
Sito: Tarragona, Spagna
Fase di progetto: Concorso
Data di consegna di massima: Aprile 2007
Cliente: Comune di Tarragona
Superficie costruita: 50.000 m2
Team di progetto: N. Toribio, C. Zappulla con E. Rovira, M. Tepedino
Collaboratori: Giuliana Di Mauro, Chiara Gortani, Tatyana Voskresenskay